Un Boeing 777 de Air France fue pintado por manifestantes

Un Boeing 777 de Air France fue objeto de vandalismo por manifestantes medioambientales en el aeropuerto Charles De Gaulle de París. 

Air France pintado en verde
Con un color verde loro el B777. Imagen de ALAIN JOCARD/AFP via Getty Images

Un equipo de activistas de Greenpeace se burló de seguridad y obtuvo acceso a un Boeing 777 de Air France almacenado. La gente, vestida con un mono blanco y con chalecos que decían “greenwashing in progress”, erigió escaleras y procedió a pintar en verde el fuselaje.

El mensaje de Greenpeace France

Acción directa: ¿quieres ver un avión verde?

Si bien la emergencia climática exige una reducción del tráfico aéreo, Jean-Baptiste Djebbari, ministro de Transporte francés todavía cree que un avión verde (hipotético) será suficiente.

Denunciamos el lavado verde del gobierno.

El sitio web de los activistas continúa explicando cuál es el problema aquí. Afirman que no están en contra de las innovaciones tecnológicas, pero que no creen que sea suficiente para resolver la crisis climática.

Greenpeace critica la noción de un avión “verde”, algo que Francia estuvo apuntando a desarrollar con su financiación. Dice que ninguna de las soluciones propuestas, incluidos los biocombustibles, el hidrógeno y la electricidad, funcionará. Su declaración dice:

“Además, sea cual sea el avión” verde “que nos ofrezcan, no proporcionará una solución milagrosa para absorber el volumen y el crecimiento del tráfico aéreo que experimentamos antes de la crisis de Covid, debido en particular a los problemas de disponibilidad de recursos (tierra, biomasa, electricidad renovable, etc.) y competencia con otros usos y sectores”.

El avión victima de vandalismo es un Boeing 777-200ER de 22 años registrado como F-GSPB. Su último vuelo comercial fue el día 17 marzo de 2020, cuando llegó a Paris de Río de Janeiro. Desde entonces está estacionado en el aeropuerto.

Air France está retirando algunos de sus 777-200ER, que se eliminarán durante las próximas semanas, a más tardar mediados de febrero. No hay información si esta aeronave estaba por ir a la jubilación o no.

Si va a volver a ponerse en servicio, es probable que necesite un repintado completo. Esto tendrá un alto costo para Air France, algo que la aerolínea inevitablemente buscará reclamar a los activistas de Greenpeace a través de los tribunales. La única gracia salvadora es que, debido a que la aeronave estaba guardada en un lugar de almacenamiento, todos los sensores y otros equipos sensibles se habrán tapado, por lo que no deberían haber sido dañados por la actividad.

Créditos al autor

Valentin Artus

Estudiante y fanático de toda la aviación. Desde Neuquén, Argentina

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: