La USAF estrena en combate el F-35A con reflectores de radar

Dos cazas Lockheed Martin F-35A Lightning II de la Fuerza Aérea de Estados Unidos asignados al contingente activo 388FW y a la reserva 419FW de la Hill AFB en Utah. Que el 15 de abril fueron asignados a Al Dhafra, EAU condujeron el primer ataque a tierra en apoyo al Combined Joint Task Force durante la Operation Inherent Resolve el día de ayer, 30 de abril.

Este ataque sería la primera vez que el F-35A es utilizado en combate. Para el ataque se utilizaron bombas JDAM (Joint Direct Attack Munition), con las cuales se atacaron túneles llenos de armas de DAESH en las montañas de Hamrin los cuales eran amenaza para las fuerzas aliadas que estaban en el area de Wadi Ashai en Iraq.

“Tenemos la capacidad de reunir, fusionar y transmitir tanta información, que hacemos que cada aeronave amigable sea más fácil de sobrevivir y letal,” dijo el Lt. Col. Yosef Morris, comandante del 4to escuadrón de cazas y piloto del F-35A. “Eso, combinado con la tecnología de baja detección, nos permite complementar cualquier fuerza combinada y estar preparado para soportar contingencias de AOR. […] El F-35A tiene sensores en todas partes, tiene un radar avanzado y está reuniendo y fusionando toda esta información del espacio de batalla en tiempo real ”, dijo Morris. Ahora tiene la capacidad de tomar esa información y compartirla con otros F-35 u otras aeronaves de cuarta generación en el mismo paquete que también puede ver la imagen integrada “.

Un KC-10 reabastece un F-35A sobre una localización desconocida, el 30 de abril del 2019.

En realidad, lo interesante del bautismo de fuego del USAF Lightning es la configuración del avión, mostrada en las fotografías publicadas por CENTCOM. De hecho, la aeronave lleva sus reflectores de radar / RCS (Radar Cross Section), así como los AAM-Side Side Winder (Misiles aire-aire) AIM-9X externos: en otras palabras, la aeronave no estaba volando en “modo furtivo”.

¿Qué son los Radar Cross Section?

Aviones furtivos de quinta generación como el F-22 Raptor y F-35 Lightning II están equipados con Luneberg lens: reflectores de radar utilizados para que los radares detecten aviones de baja visibilidad. Estos dispositivos están instalados en la aeronave para ocasiones en las cuales no necesitan evadir los radares como en vuelos ferry, entrenamiento o misiones que no requerían ser furtivo.

Los F-35 desplegados en el extranjero por lo general presentan sus cuatro reflectores de radar: para aumentar su RCS real (Radar Cross Section) y así evitar que el enemigo pueda recopilar cualquier detalle sobre su “firma” de LO. Como sucedió durante la breve misión a Estonia y luego a Bulgaria, llevada a cabo por unos F-35A de la USAF involucrados en el primer despliegue de entrenamiento en el extranjero y en Europa o cuando, el 30 de agosto de 2017, se unieron cuatro Cuerpo de Marines de EE. UU. F-35B Lightning II con dos bombarderos B-1B Lancer para la primera demostración de fuerza de la JSF contra Corea del Norte: los F-35B volaron con los reflectores de radar, una señal de que no querían que su firma de radar real fuera expuesta a ningún sensor de recopilación de inteligencia en el área.

El F-35A con dos reflectores de radar visibles.

Cabe destacar que cuando en septiembre del 2018, un USMC F-35B del Escuadrón 211 lanzó el primer ataque desde el buque de asalto anfibio USS Essex (LHD-2), el cual se encontraba en el Golfo Pérsico, el avión también llevaba potenciadores RCS y la GAU-22 de 25 mm montada externamente, además de las armas en las bahías internas.

Los reflectores de radar, es bastante obvio que fueron utilizados porque no hay necesidad de esconderse de ningún radar talibán sobre Afganistán (mientras que en Irak la situación es diferente y probablemente existe la necesidad de reforzar la firma del radar para evitar revelar detalles sensibles del radar a los sensores rusos.

El uso de reflectores de radar y cargas externas aún permite que la aeronave actúe como la llamada “aeronave multifuncional rica en sensores habilitada para la guerra electrónica” que puede atacar a los objetivos o escoltar a los paquetes de ataque dentro y fuera del área objetivo mientras recopila detalles sobre los sistemas enemigos y brinda inteligencia a otros activos conectados que apoyan la misión para así mejorar la conciencia situacional general.

Tal como lo hicieron los F-22 desde 2015, el F-35 puede usar sus sensores avanzados a bordo para recopilar valiosos detalles sobre la orden de batalla del enemigo, luego compartir la “imagen” con los aviones de ataque, el centro de comando y control, así como con los aviones de alerta temprana, mientras escoltan a otros aviones tripulados o no tripulados hacia los objetivos. De hecho, el Lightning II está equipado con el MADL (Multifunction Advanced Data Link) y el Link 16, este último se usa solo como una “puerta trasera” que permite al F-35 comunicarse con los aviones tradicionales y realizar la función de “enlace” de plataformas de generaciones anteriores.

Fuente:theaviationist.com

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: