Boeing 737 MAX: Lo moderno no siempre es lo mejor.

Esta semana, todas las aerolíneas que operan el Boeing 737 MAX en sus versiones -8 y -9 debieron poner todos estos aviones en Tierra hasta que el mayor fabricante de aviones del mundo tenga una solución en los problemas del Software MCAS y que haga los correspondientes estudios para evaluar una falla en el diseño de los mencionados modelos del 737 MAX.

Todo esto, luego del accidente del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines el 10 de Marzo, en el que lamentablemente no se encontraron sobrevivientes, siendo el segundo accidente de un Boeing 737 MAX-8 en seis meses, después del accidente del vuelo JT610 de Lion Air en Indonesia, minutos después del despegue, con 189 personas a bordo, las cuales perecieron todas al estrellarse el avión en el Mar de Java.

El avión de Lion Air que se estrelló en el Mar de Java

Algo que hay que aclarar en estos dos casos es que Ethiopian Airlines es una aerolínea muy segura, con una flota muy moderna como son los Boeing 737 MAX-8 y Boeing 787 (por mencionar algunos) y Lion Air es una aerolínea con un historial de problemas en la seguridad de sus pasajeros y malas gestiones (moneda corriente en las aerolíneas de Indonesia).

Algo que también hay que aclarar es que los Boeing 737 MAX en todas sus versiones son los aviones más modernos de la Boeing para vuelos de corta distancia, no sólo en vuelos de corta distancia, sino que por su alta eficiencia y aerodinámica pueden realizar vuelos trasatlánticos gracias a su eficiencia y menor consumo de combustible, como es el caso de la aerolínea Norwegian en vuelos desde Europa y Estados Unidos.


Lo Moderno no siempre es lo mejor, sino que tiene sus fallas:

Siempre creemos que lo moderno, lo que tiene sistemas para detectar fallas rápidamente y prevenirlas es lo mejor, lo más seguro. Con estos dos accidentes del Boeing 737 MAX-8, un modelo de avión, como ya dije, completamente eficiente y con sistemas que pueden prevenir fallas e incidentes, queda demostrado que lo Moderno no siempre es lo mejor y tiene sus fallas.

El Boeing 737 MAX-8 (junto a sus otras versiones) es la última generación del Boeing 737, un producto estrella del fabricante estadounidense. Posee una mayor capacidad frente a versiones anteriores del 737. En cuanto a las mejoras que ofrece a la hora de ser operado por las aerolíneas, es mucho más eficiente debido a que consume un 18% menos de combustible que sus antecesores, esto recae en sus motores CFM Leap 1B, que en su parte trasera poseen bordes dentados, mucho más aerodinámicos y menos ruidosos.

Un CFM Leap 1B

En el Cockpit, los avances tecnológicos rindieron sus frutos, lo analógico desapareció casi por completo. Todo cambió por pantallas de cristal líquido, lo que le genera menos trabajo a los pilotos. En el interior del avión, modernos sistemas alertan a los mismos sobre posibles fallas.

La presencia de instrumentos analógicos en cabina es prácticamente nula

Uno de estos sistemas es el MCAS (siglas de Maneuvering Characteristics Augmentation System), el cual está en la mira por ser el causante o uno de los causantes de los dos accidentes del MAX-8.


El MCAS en la mira:

El sistema MCAS se implementó en los aviones para mejorar su manejo y su tendencia a inclinarse en ángulos de ataque elevados.

De esta manera funciona el MCAS

Los investigadores del accidente de Indonesia descubrieron que el sensor que el software del avión pudo haber activado un sistema “anticalado”, anulando los controles manuales. Eso habría podido resultar en que la nariz del avión se inclinara hacia el suelo.

“Boeing ha estado trabajando en estrecha cooperación con la FAA en el desarrollo, planificación y certificación de la mejora de software y será aplicada en la flota 737 MAX en las próximas semanas. La actualización también incorpora los comentarios recibidos de nuestros clientes”, declaró la compañía.


El MCAS posiblemente no sea el único problema:

En el Boeing 737 MAX-8, los motores CFM Leap están colocados más adelante que en las anteriores versiones del icónico 737. Esto hace que el avión tenga una tendencia a ascender más de lo normal. Por ello es que se creó el mencionado sistema, para alertar a los pilotos sobre la mayor tendencia de ascenso y evitar posibles entradas en pérdida.

En la foto se puede apreciar que los motores del MAX están mas adelante de las alas que en un 737-800NG

La Boeing tendría que considerar la posición de los motores (más adelante en las alas) como un problema junto al MCAS y evaluarlo.Con esto no estoy diciendo que sea una falla de diseño, la Boeing se tiene que dar cuenta sola, la FAA también. El tirar hipótesis al aire siendo sólo un aficionado y experto, pero no un ingeniero no me da derecho a decirlo. Ni a mi ni a nadie en la misma posición que yo.


Lo único que hay que esperar es a que Boeing actualice el Software del Sistema MCAS en las próximas semanas, que la empresa saque algún comunicado y que las aerolíneas del mundo que debieron poner sus MAX en tierra hasta que eso suceda vuelvan a volarlos.

En Latinoamérica, Aerolíneas Argentinas tuvo que poner sus cinco Boeing 737 MAX-8 en tierra, GOL Linhas Aereas hizo lo mismo con sus seis MAX-8 y Copa Airlines con sus Boeing 737 MAX pero en la versión -9.

En todo el mundo, las agencias de aviación emitieron los respectivos comunicados para que las aerolíneas no vuelen sus MAX en las versiones -8 y -9.

Todo esto le cuesta dinero a Boeing y a sus aseguradoras. También le costó en la Bolsa de valores.

 

Esta nota fue elaborada con contenido del autor y una recopilación de muchos medios de comunicación de Latinoamérica y el Mundo.

Cristian Sotelo

Reportando desde Buenos Aires, Argentina

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: