La industria aérea se apresura a comprender los matices de los sistemas 737 Max

Las aerolíneas, los sindicatos y los reguladores están trabajando para comprender los sistemas de vuelo del 737 Max, mientras que los sindicatos descubren errores aparentes en las listas de verificación de emergencia de “estabilizadores fuera de control”.

El trabajo se produce en medio de informes de que la industria de los EE. UU. No sabía que Boeing había equipado al 737 Max con un nuevo sistema que se había relacionado con la caída del 29 de octubre de un Lion Air 737 Max 8.

“Estamos trabajando a un ritmo extraordinariamente positivo para compartir información”, dice un portavoz de la Asociación de Pilotos Aliados (APA), que representa a los pilotos de American Airlines, un operador de 737 Max”.

“Estamos observando las diferencias entre las aeronaves Max y las que no son Max” en un esfuerzo por comprender los matices de los sistemas de prevención y notificación de pérdida, agrega el sindicato.”

El problema aparentemente reside en el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS) de 737 Max, que no se encuentra en los 737 de generaciones anteriores. La tecnología recorta automáticamente el estabilizador de la aeronave, dejando caer la nariz, para evitar paradas, según el memorando de American Airlines a los pilotos. Sin embargo, el sistema también puede causar que las aeronaves se zambullen si las computadoras reciben datos incorrectos del ángulo de ataque, un escenario llamado “estabilizador fuera de control”.

Los investigadores han sugerido que la información errónea sobre el ángulo de ataque jugó un papel importante en el accidente de Lion Air.

La APA dice que la inclusión de los sistemas MCAS parece haber estado acompañada por leves cambios en la forma en que los pilotos deberían responder a los estabilizadores fuera de control.

Los pilotos han aprendido durante mucho tiempo que retirarse de la columna de control de un 737 puede detener esa condición, una solución que los pilotos llaman una “escapada”, dice la APA.

De hecho, la lista de verificación de estabilizador fuera de control de American, fechada el 10 de julio, dice que “los comandos de ajuste del estabilizador se interrumpen cuando la columna de control se desplaza en la dirección opuesta”. Pero la APA ahora ha aprendido que el 737 Max es aparentemente diferente. La APA cita una nota del 7 de noviembre de American a los pilotos, en la que la aerolínea dice que tirar de la columna de control en un 737 Max no detendrá el movimiento del estabilizador si la inmersión fue causada por datos erróneos del ángulo de ataque. “La fuerza de la columna de control no detendrá el recorte eléctrico”, dice la nota.

“En el 737NG, tenían este sistema disidente”, dice la APA. “En el Max, la nota de la compañía dice que tirar del palo no funciona”.

El sindicato subraya que las listas de verificación de los estadounidenses también les dicen a los pilotos que apaguen el sistema estabilizador, que debería solucionar el problema.

Agrega que las diferencias entre 737 Max y 737NG no son un problema, siempre que los pilotos sepan sobre los cambios. La APA no fue la única organización sorprendida. También en la oscuridad estaban American, Southwest Airlines y, según informes, la asociación piloto de Southwest.

“Valoramos nuestra asociación con Boeing, pero desconocíamos algunas de las funciones del Sistema de aumento de características de maniobra (MCAS, por sus siglas en inglés) instalado en el Max 8”, dice American a FlightGlobal.

“El trabajo con la FAA y Boeing está en curso, y continuaremos informando a los pilotos de cualquier actualización”. “El MCAS no se mencionó en los manuales que Boeing le proporcionó a Southwest”, dice Southwest en un comunicado. “Por lo tanto, el MCAS no se menciona en los manuales de Southwest Max 8”.

El sindicato piloto de la compañía con sede en Dallas no respondió a las solicitudes de comentarios. Boeing se niega a comentar sobre el MCAS, diciendo que está trabajando para comprender las circunstancias relacionadas con el accidente de Lion Air, que mató a 189 personas.

“Estamos tomando todas las medidas para comprender completamente todos los aspectos de este incidente, trabajando estrechamente con el equipo de investigación y todas las autoridades reguladoras involucradas”, dice.

“Confiamos en la seguridad del 737 Max”. Tras el accidente, Boeing emitió una alerta de servicio y la Administración Federal de Aviación emitió una directiva de aeronavegabilidad de emergencia que requiere que las aerolíneas revisen los manuales de vuelo para especificar cómo deben responder los pilotos a los estabilizadores fuera de control. American y Southwest han cumplido con la orden, dicen.

fuente: https://www.flightglobal.com 

 

Héctor González

Fanático y apasionado de la Aviación. Desde Asunción, Paraguay.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: