Cárcel para el viajero que hizo un saludo nazi en un avión de Easyjet

Los británicos no parecen ser de la escuela que defiende la libertad de expresión por encima de todo. Que se lo pregunten a este señor, Paul Burgoyne, quien entrará en prisión por hacer un saludo nazi y, a continuación, intentar coger por el cuello al comandante de un avión de Easyjet. No ha servido de atenuante que estuviera bajo los efectos de un coctel de alcohol y drogas. Tres meses en un calabozo le ha impuesto la corte de Antrim, en Irlanda del Norte.

Burgoyne, en la fotografía cuando salía de los juzgados, tendrá además que pagar 500 libras de multa y otras 600 al capital del avión. Burgoyne es norirlandés, pero vive ahora cerca de Leicester, en Inglaterra.

El 11 de febrero pasado atacó al capitán del avión, dañándole su reloj y manteniendo un lenguaje irrespetuoso, amenazando y poniendo en peligro la seguridad del avión.

El lío empezó cuando le pidieron que abriera el parasol de la ventanilla, obligatorio para la operación de despegue. El acusado se puso agresivo e hizo el saludo nazi. El capitán acudió al lugar y dijo que este pasajero no podía volar…

 

Fuente: http://www.preferente.com

Héctor González

Fanático y apasionado de la Aviación. Desde Asunción, Paraguay.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: