El motor de un avión absorbe un buitre antes de aterrizar en Loiu

Un buen susto. Eso fue lo que se llevaron el comandante del vuelo que el domingo llegaba a Bilbao desde Alicante, algunos pasajeros que se dieron cuenta del impacto, y los vecinos de Zamudio donde cayeron del cielo algunos restos. Todo como consecuencia de la absorción por parte de uno de los motores del Airbus 320 de la compañía Vueling de un buitre que volaba en la zona de aproximación al aeropuerto de Bilbao. Afortunadamente, el incidente no obligó al comandante a declarar emergencia alguna y pudo aterrizar sin problema alguno en la pista central de La Paloma.

Fuentes de la aerolínea indicaron ayer a DEIA que el incidente ocurrió “sobre la una del mediodía cuando estaba a pocos minutos de aterrizar el avión con 180 pasajeros a bordo”. Según algunas fuentes, que no confirmaron desde Vueling, había varios buitres, alrededor de seis o siete, estaban volando en la zona y uno de ellos fue aspirado por una de las turbinas “causando desperfectos pero en ningún momento dejó de funcionar el motor”, indicaron desde Vueling.

El incendio de uno de estos ingenios o que se pare en seco es una de los hechos que más temen los pilotos, por lo que significa a la hora de gobernar la aeronave. Afortunadamente, el motor siguió funcionando y no tuvo que dar la alarma al aeropuerto para que se desplegara el dispositivo de seguridad. Desde la aerolínea indicaron que “los denominados bird strike o golpes de pájaros suelen ser habituales en las maniobras de aterrizaje y despegue con aves de pequeño tamaño pero son más extraños con animales tan grandes como un buitre”. Esta presencia aviar en los aeropuertos es lo que les obliga a tener halcones para ahuyentar a las aves de la zona…

 

Fuente: http://www.deia.eus

Héctor González

Fanático y apasionado de la Aviación. Desde Asunción, Paraguay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: