Sorpresa: el grupo de Iberia busca comprar la maltrecha Norwegian

IAG, el holding que agrupa a Iberia, British Airways y Level, ha comunicado este jueves que estudia lanzar una opa para comprar el 100% de la maltrecha Norwegian Air Shuttle ASA (Norwegian), de la que ya ha adquirido una participación del 4,61%, para avanzar hacia el fin de absorberla en su totalidad (Norwegian desploma sus resultados y toma medidas de urgencia).

El movimiento de IAG ha supuesto una sorpresa para el mercado teniendo en cuenta que Norwegian compite directamente tanto con Level como con Vueling, ambas marcas del grupo británico, como apuntó El País. De hecho, IAG lanzó Level en junio del año pasado para hacer frente a la aerolínea noruega en el mercado de los vuelos de bajo coste de largo radio.

El mercado ve esta operación mala para IAG, pues sus acciones bajaban al anunciarse la intención, y una tabla de salvación, pues las títulos de la aerolínea escandinava se han disparado en la Bolsa de Oslo más de un 40% y a mediodía cotizan a 258 coronas noruegas (26,9 euros) por título lo que eleva la capitalización bursátil a al rededor de 800 millones de euros.

IAG aclaró que hasta la fecha “no ha tenido conversaciones para esa posible operación, y que no existe certeza sobre si se llegará a tomar tal decisión”, mientras Norwegian, sabedora de la desconfianza sobre su futuro, se centró en indicar que “el interés de IAG en la compañía confirma la sostenibilidad y el potencial de nuestro modelo de negocio y de nuestro crecimiento global”.

Norwegian ha experimentado una fuerte expansión en los últimos años lo que le ha supuesto un esfuerzo financiero adicional, disparando su deuda en unos ratios muy superiores a los de sus competidores, que además son más fuertes.. En 2017, registró unas pérdidas netas en 2017 de 299 millones de coronas noruegas (30,77 millones de euros).

Con el intento de hacerse con Norwegian, IAG da un paso más en su vocación desde que se fundó en 2011, con la fusión entre Iberia y British Airways, de convertirse en uno los protagonistas de la consolidación del sector del transporte aéreo, pues en 2012 adquirió la británica BMI, un año después se hizo con la española Vueling y en 2015 incorporó la irlandesa Aer Lingus.

Hace tres semanas, como reveló REPORTUR.com.ar, Norwegian Air Shuttle, con un ambicioso plan para desembarcar en la Argentina, tuvo que lanzar una ampliación de capital luego de que se disparase la desconfianza de los inversores tras anunciar que en el primer trimestre de este año sus pérdidas serían aún mayores de lo esperado  (Norwegian pierde en 18 meses la mitad de su capital en contraste con Ryanair).

Norwegian está sufriendo constantes desplomes bursátiles que parecen no tener fin luego de presentar recurrentes pérdidas en sus resultados anuales y trimestrales, unido todo ello a que baja la ocupación de sus aviones, y a que sus ratios de deuda están muy por encima del resto de sus competidores europeos (La deuda de Norwegian, muy superior a la de sus rivales).

La desconfianza de los inversores sobre Norwegian, junto a los citados motivos, se fundamenta también en el recelo sobre su estrategia, que es considerada como demasiado dispar –vuelos transatlántico de pasillo único, ofensiva por mercados inconexos, entrada en la Argentina, low cost de largo radio– y poco sostenible para una aerolínea con aún escaso músculo (Récords de ocupación de Iberia, Ryanair y Vueling, y desplome de Norwegian).

Junto a todo ello, Norwegian afronta también que su avión estrella, el Boeing 787 Dreamliner, está siendo llamado a revisiones por problemas en sus motores Rolls-Royce, a lo que se une el repunte del petróleo en los últimos tiempos, que ya ronda los 70 dólares por barril de Brent (Ryanair señala a las 4 que sufrirán con el petróleo: TAP, Flybe, LOT y Norwegian).

Karl Johan Molnes, jefe de Análisis de Norne Securities, un fondo noruego que gestiona activos valorados en 50.000 millones de dólares, asegura que “Norwegian es un pozo sin fondo”, y esperan que “lo que deben hacer es acabar con su apuesta por la larga distancia, ahora que la aerolínea va a invertir en Argentina, donde nadie gana dinero” (Analistas esperan que Norwegian tenga que retirarse de Argentina).

Karl Johan Molnes coincide con otro gran experto del sector aéreo, el CEO de Ryanair, en pronosticar corta vida a Norwegian, sobre la que dice que “solo sobrevivirá el, eso es todo”, luego de que la aerolínea anunciara una enorme previsión de pérdidas para el primer trimestre del año de en torno a 300 millones de dólares, que le obligaron a lanzar una ampliación de capital, como había recogido REPORTUR.com.ar (Norwegian desploma sus resultados y toma medidas de urgencia).

El jefe de Análisis de Norne Securities, como recoge Business Insider, descarta los motivos por los que Norwegian justificó las abultadas pérdidas, y a su entender estas se debieron a que no obtuvo permiso para volar a Estados Unidos con tripulaciones asiáticas, y porque debe atraer a más pasajeros de negocios si quiere ganar dinero.

“En el mercado estadounidense el 13 por ciento de los pasajeros generan el 50 por ciento de los ingresos, y el 87 por ciento restante solo viaja dos veces al año, y por lo tanto al menor coste posible”, revela (Norwegian pierde en 18 meses la mitad de su capital en contraste con Ryanair).

Héctor González

Fanático y apasionado de la Aviación. Desde Asunción, Paraguay.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: